Zenzano

Distancia total     62,545 Km
Desn. de subida acumulado     1230,72 m
Desn. de bajada acumulado     1266,57 m
Altura máxima     1180,14 m
Altura mínima     403,65 m
Tiempo total     5:16:52 h
Tiempo en movimiento     4:37:45 h
IBP INDEX: 90

28/09/2.013

Zenzano, es una de las cimas más habituales para los beteteros de por aquí, anclada en las Alpujarras Riojanas con suaves ascensos, pistas en muy buenas condiciones, grandes vistas de pájaro sobre el valle del Ebro, rápidos descensos. Así que, poco nuevo, se puede sacar de aquí, ¿o sí?.

Los días de antes, hablando sobre la ruta del Sábado, donde, decidimos ir por Zenzano, recordé el comentario de un amigo, de que habían revisado y limpiado el antiguo camino que unía Zenzano con Lagunilla, en alguna de sus escapadas, así que nos tocaba revisarlo en la bici, para allí fuimos y este fue el resultado.

De Logroño nos dirigimos a Ribafrecha por los habituales caminos incluidas algunas de las sendas del pavo, atravesamos Ribafrecha por el centro del pueblo, para salir al puente del Leza.

Justo cruzar el puente tomamos el primer camino a la derecha, algo pedregoso y senderil en el principio, con fuerte desnivel, pero trazada fácil, luego se complica en un tramo con mucha piedra, para terminar subiendo de manera sostenida con grandes roderas, hasta la fuente Lainez,  donde enlazamos con el camino de la cantera, ya sin apenas desnivel. Está subida es algo más dura y técnica a tramos que las habituales, sobre todo los tramos iniciales y finales.

Ya en el pinar que nos lleva con muy buen firme y poco desnivel hasta la cantera, donde giramos a la derecha, para enfrentarnos a la subida al Mirador de Zenzano, subida agradable, y con buenas vistas sobre el valle, pasada la fuente, el desnivel aumenta y el terreno se descarna más, y aquí cosas de la bici se desatan los caballos.

Desde el Mirador nos vamos a la derecha, en vez de bajar directamente a la pista principal, por el camino que va a ninguna parte, vamos a bajar directamente a la Hoya La Covaza, salimos del camino en la primera curva, y vemos una fuerte ascensión, son 20 metros medidos de gps, pero hay que hacerlos a pie, luego finalizamos el ascenso por senda bastante más llevadero, y tenemos un bonito y endurero descenso, lleno de roderas, escalones, no llega a ser excesivamente difícil, pero te obliga a mantener una constante atención, sobre todo en el tramo final, que va bordeando por su parte alta la Hoya, bonito final para esta senda.

Salimos a la pista y nos vamos hacía Zenzano, donde reponemos agua, seguimos bajando por la pista, y antes de las paellas de bajada la dejamos, para tomar la senda, que su entrada pasa bastante desapercibida, pero luego no tiene perdida alguna.

Está perfectamente limpia, es 100% ciclable (lo de 100%, depende, alguno la bajo toda sin despeinarse, otros como yo, hicimos algún apoyo al final) y no llega a los 2 kilómetros. Los primeros kilómetros van prácticamente en llano, con alguna piedra suelta de los muros de recogida, para finalizar con varias zetas en descenso directo a la pista, siendo este el tramo más complicado, al menos para mí, no se ve una trazada evidente, alguna zeta, la evitamos haciendo un recto, en cuanto esté más usada, tendrá una trazada más fácil. Al final, una gozada, buena limpieza y buena ciclabilidad.

Ya en la pista, volvemos hacía Lagunilla, y tomamos el camino de las ermitas, al llegar a la ermita de Santa Bárbara, donde bajamos por la trocha, al camino de Ventas, que volvemos a dejar para seguir bajando hacía la carretera, la cruzamos y tomamos el camino de Zenzano, que nos dejará en Murillo, visita a la Virgen de los ciclistas y vuelta a Logroño por los habituales caminos.

 

Al final, una forma diferente de hacer el tradicional Zenzano, con un poco más de exigencia física y técnica.

 

 

COMENTARIOS

Añade tu comentario

Diesel

10/04/2013
Parece mentira encontrar algo "nuevo" en rutas como Zenzano...ahora, que lo que no encuentres tú

lukas

10/04/2013
y lo que nos queda por descubrir...

Diesel

10/10/2013
Ese es el espíritu¡¡¡